La extinción de condominio

Aunque suene raro, la extinción de condominio la tenemos a la orden del día: cuando tienes algo «a medias» y ya no quieres seguir con esa situación. Es decir: la copropiedad o comunidad de bienes.

Por ejemplo:

  • una pareja ante un divorcio y tiene una casa en propiedad -> extinción de condominio.
  • unos hijos que han heredado dos pisos y no hay manera de que se pongan de acuerdo -> extinción de condominio.

Hay muchas formas de hacerlo, siempre es mejor hacerlo de mutuo acuerdo. Pero lo mejor, siempre: hacerlo asesorado por un abogado. Porque la extinción de condominio puede tener consecuencias no solo en el aumento o disminución del patrimonio (uno se lo queda a cambio de una contraprestación al otro), sino también en el ámbito fiscal: impuesto sobre actos jurídicos documentados, plusvalías, etc.

Si la extinción de condominio se hace de mutuo acuerdo, es tan sencillo como acudir a un notario. Si por el contrario, no hay acuerdo, habrá que iniciar un procedimiento de extinción de condominio.

Por eso siempre recomendamos desde el principio el asesoramiento y acompañamiento de un abogado: te asesoramos y te ayudamos a valorar que es lo que quieres, en función de tu situación económica, laboral, familiar, etc.

Déjanos un comentario o escribe a infomelollevamiabogado@gmail.com y comentamos todas las dudas que tengas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies